Econatura Levante

Los mitos del césped artificial

Son muchas las preguntas y las dudas que nos planteamos a la hora de decidirnos por poner césped artificial en nuestro jardín, terraza, piscina… ¿Cómo se instala?, ¿Qué modelo debo elegir?, ¿Cuántos años me va a durar? Si no resolvemos estas dudas de forma adecuada hará que estemos desinformados y confiemos en noticias falsas y datos inciertos que supondrán que tomemos decisiones equivocadas.

En Econatura Levante contamos con un equipo de profesionales minuciosamente formados que le asesorarán y resolverán todas aquellas cuestiones que le pueden surgir a la hora de tomar decisiones en su instalación.

Hoy venimos a desmentir los bulos más extendidos acerca del césped artificial:

  1. No es apto para niños ni mascotas. En Econatura contamos con el mejor producto europeo, y contamos con el césped artificial más realista del mercado. Todos los materiales utilizados son ecológicos, y libres de plomo. Ni los niños ni las mascotas van a notar la diferencia. Es hipoalergénico, de textura muy suave y por supuesto no mancha ni está húmedo, perfecto para pasar horas sobre él y corretear. A los más peques les encanta y a los peludos también.
  1. Es más difícil y costoso de mantener que el césped natural. ¡Para nada! Una vez instalado no supone ningún tipo de mantenimiento más que mojarlo con un poco de agua para eliminar el polvo cuando sea necesario y cepillarlo de vez en cuando. Con estas pequeñas acciones nuestro césped artificial siempre parecerá como recién instalado.
  1. Quema cuando le da el Sol. De todos los suelos posibles, éste es de los que menos se calientan en comparación del hormigón o la baldosa por ejemplo. Contamos con el césped de la mayor calidad del mercado que logra disminuir la temperatura que recoge y se enfría muy rápido cuando deja de darle el Sol. Además, en nuestras instalaciones siempre aplicamos una fina capa de arena de sílice que aparte de drenar el agua hace que el césped se sienta más fresco, por ello, cuando damos un manguerazo de agua queda húmedo y agradable en la pisada.
  1. Solo dura unos pocos años. Tendemos a pensar que el césped artificial es un producto delicado y que debemos ir con sumo cuidado para no estropearlo ya que puede deteriorarse fácilmente pero esto es totalmente falso. Nuestro producto está fabricado dentro de la Unión Europea y cuenta con las certificaciones y estándares de calidad pertinentes. Las fibras son de muy alta calidad y cuentan con filtro UV de radiación solar lo que permite que se mantenga verde y bonito con el paso de los años. Con un correcto mantenimiento, no más allá que de vez en cuando lavarlo con agua y cepillarlo cuando sea oportuno, nuestro césped llega a durar de 15 a 20 años.

Ahora que ya conoces la verdad en cuanto a estos aspectos no te prives de disfrutar las enormes ventajas y múltiples usos del césped artificial.

Si todavía tienes dudas, te invitamos a ver nuestra página web y redes sociales para que veas algunos ejemplos de nuestros trabajos y por supuesto a llamarnos al teléfono que aparece en ella, realizamos presupuestos sin compromiso.

Compartir:

Deja un comentario